No es el momento de exigirte

Con la situación actual todo parece indicarnos que es el momento perfecto para tener relaciones sexuales: sexo con uno mismo, sexo con la pareja, sexo a distancia, sexo por mensajes, sexo con el porno, sexo con juguetes (sexuales). El sexo no engorda, libera tensiones, es gratuito y te hace sentir mejor.

Sin embargo, a pesar de todas estas ventajas y estas nuevas opciones plantéate: ¿te apetece tener sexo? Es el mejor momento y, sin embargo, puedes verte en la situación de “no tener ganas” o que “no se te levante” ¿Por qué ocurre esto?

Puede que ese problema venga de mucho antes. El hipogonadismo, en términos médicos, es como se denomina a la falta de ganas a la hora de tener relaciones sexuales. También cabe destacar las exigencias sociales que tiene la sexualidad masculina en general, donde el hombre siempre deseo sexual.

Sin embargo, esta situación es excepcional, estamos ante una crisis. Cuando nos sentimos asustados o tristes nuestro cuerpo no reacciona sexualmente, es un hecho evolutivo, se están guardando fuerzas para la protección o para la adaptación a la nueva situación. ¡ES NORMAL! Adaptativo, no querer tener sexo en esta situación es de lo más humano que nos puede estar pasando.  No eres menos hombre por no tener ganas o porque no se te levante. El miedo y la tristeza son iguales para todos los seres humanos y nos afecta en el terreno sexual. Estamos viviendo una pérdida, hay que adaptarse a la situación de encierro y puede que sintamos mucha incertidumbre ante la situación que estamos viviendo. Lleva tiempo y energía poder asumir, aceptar y gestionar lo que está pasando.

Esto no son unas vacaciones, ni tiempo libre, es una crisis sanitaria y no podemos exigirnos lo mismo que si no la hubiera. Y para poder gozar de una buena salud sexual masculina hay que empezar por ser capaces de reconocerlo.

Otro escenario posible es en el que antes no hubiese tiempo para la sexualidad con la pareja y ahora, que nos encontramos encerrados en casa las 24 horas, resulta que el escaso tiempo libre era una excusa para no afrontar los verdaderos problemas, el sexo no va bien, puede que sea una disfunción eréctil, que la relación de pareja no vaya bien o que nos encontremos ante una falta de deseo sexual. ¡No hay que verlo como un fracaso! Puede ser el punto de inflexión para reconocer el problema y ponerle remedio.

Puede que sea el momento de reconocer que algo va mal, es el momento de dejar de ser tan exigentes con nosotros mismos, es el momento de demostrar valentía y asumir que hay un problema, puede que sea el momento de pedir ayuda a un especialista. Estas circunstancias pueden ser pasajeras, aunque también puede ser el momento de ser conscientes de un problema que llevábamos evitando mucho tiempo, ocultándonos a nosotros mismos.

Desde clínicas the test te recomendamos permitirte estar mal, permítete reconocer que sexualmente no tienes ganas y no funcionas igual. A los hombres (socialmente) se les exige más en el terreno sexual y eso afecta en las propias exigencias a la hora de tener relaciones sexuales, con unos mismo o con otra persona. Nosotros en the test te animamos a que apuestes por tu salud sexual ¡Ponte en contacto con nosotros!

El sexo está para disfrutar, para relajarnos, para divertirnos y sentirnos bien con nosotros mismos. Y solo tendrá ese efecto si no nos forzamos a hacerlo. Darnos un descanso de nuestras propias exigencias sexuales puede ser necesario en este momento de crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta Gratis