Tratamientos quirurgícos masculinos

A parte de la disfunción eréctil, la eyaculación precoz y el alargamiento y engrosamiento de pene, pueden aparecer otros problemas estético funcionales que deterioran la calidad sexual de la persona e impiden un disfrute total durante las relaciones sexuales o incluso en la vida diaria.

En TheTest solo nos enfocamos en ayudar a los hombres. Buscamos abordar la sexualidad masculina desde una perspectiva completa y, por eso, contamos con diversos tratamientos que permiten al hombre vivir la vida de sus sueños.

Las operaciones genitales están dirigidas a esos hombres que quieren sentirse más a gusto con su aspecto físico o que quieren solucionar algún tipo de problema que les causa molestia o insatisfacción personal.

Es importante recalcar que las operaciones genitales, en su gran mayoría, suelen mejorar la vida sexual de los pacientes debido a una mayor satisfacción personal y a una mayor funcionalidad.

En esta guía, puedes informarte de todas las soluciones que existen para la gran mayoría de problemas que un hombre puede tener y que pueden estar afectando a su vida sexual y a su autoestima.

1. Vasectomía

La vasectomía se realiza mediante una intervención quirúrgica muy sencilla. Consiste en realizar dos pequeñas incisiones en el escroto con el fin de cortar los dos conductos deferentes. Con esto conseguimos que los espermatozoides producidos en los testículos no puedan llegar al líquido seminal que se genera en las glándulas seminales y la próstata. Tu cuerpo seguirá produciendo espermatozoides, pero al no tener una salida natural, serán absorbidos por el organismo. Por lo tanto, en la eyaculación solo habrá líquido seminal. De esta manera, podrás disfrutar de las relaciones sexuales sin preocupaciones de embarazo.

Este método es de esterilización masculina es muy seguro y apenas puede tener complicaciones. El posoperatorio resulta muy sencillo y rápido y los resultados son muy fiables. Además, si te arrepientes de la decisión, no te preocupes, sigue leyendo y encontrarás la solución.

Otras cirugías de salud masculina

2. Vasovasostomía

Esta intervención quirúrgica es literalmente, deshacer la vasectomía. Es decir, si algún día de tu vida decidiste no tener hijos, no te preocupes, nada es definitivo. La Vasovasostomía consiste en unir quirúrgicamente los conductos deferentes que anteriormente fueron seccionados. De esta manera, los espermatozoides volverán a circular siguiendo su trayectoria natural para ser expulsados durante la eyaculación.

3. Circuncisión

La circuncisión es una extirpación del trozo de piel que cubre la punta del pene llamado prepucio. Este tratamiento de pene es muy común en varones recién nacidos y cada vez más en personas adultas por cuestiones de higiene y salud.

La causa más común de la circuncisión es cuando el prepucio es demasiado estrecho y no se puede deslizar hacia abajo (fimosis). También se suele realizar por cuestiones de hinchazón del prepucio y del glande, tumores en el prepucio, desgarros de frenillo y enfermedades de transmisión sexual. En definitiva, todos estos problemas pueden provocar altos riesgos de infección y de falta de higiene íntima.

También es muy común realizarse esta intervención por cuestiones sociales, religiosas o personales.
Muchas instituciones oficiales defienden que los beneficios de la circuncisión superan a los riesgos e incluso algunas lo recomiendan.

Otras cirugías de salud masculina test

4. Frenulectomía

Este tratamiento frenulectomía consiste en la eliminación del frenillo corto, que une al glande con el prepucio, con el fin de destensar la zona y eliminar las molestias durante la erección o las actividades sexuales. Este problema se da en varones que no están circuncidados. El prepucio, el frenillo y el glande están unidos entre sí por lo que un frenillo más pequeño de lo necesario puede provocar grandes molestias a la hora de retraer el prepucio hacia atrás incluso, heridas y/o roturas de frenillo, sobre todo durante las erecciones.

5. Escrotoplastia

La Escrotoplastia o reducción de escroto es la extirpación, mediante cirugía, de la piel sobrante del escroto (piel que recubre los testículos). La razón por la que un hombre se suele realizar esta cirugía es el descolgamiento del escroto produciendo molestias físicas que se suelen manifestar a la hora de realizar ciertas actividades físicas como algún deporte o incluso durante las relaciones sexuales. Esta solución es extremadamente sencilla ya que simplemente se elimina el exceso de piel sobrante para obtener el tamaño adecuado y colocar los testículos en una posición más firme.

6. Implante de prótesis de testículo

El implante de testículos es un tratamiento sencillo en el cual se implantan prótesis de uno o los dos testículos en el interior del escroto. Esto se suele realizar debido a varias razones como la criptorquidia (descenso incompleto de uno de los testículos), la torsión testicular (retuerzo del cordón espermático), la anorquia (ausencia de testículos) o la previa extirpación de los testículos a causa de un tumor o un traumatismo.

La falta de uno o los dos testículos pueden causar no solo problemas psicológicos, sino también físico o estético. Por eso, en TheTest ofrecemos una cirugía sencilla y segura en la que implantamos y colocamos los testículos en una posición firme, adecuada y estética al mismo tiempo.

7. Varicocelectomía

La varicocele se define como una dilatación superior a lo normal de las venas del testículo. Se suele manifestar con síntomas como sensación de pesadez escrotal y/o aumento del tamaño intraescrotal, sobre todo al hacer algún esfuerzo (defecación, elevación de pesos, etc.).

La Varicocelectomía es la solución a la varicocele. Es una intervención quirúrgica que consiste en localizar, ligar y seccionar las venas testiculares anormalmente dilatadas. De esta manera el hombre consigue eliminar las molestias que el exceso de dilatación estaba ocasionando al paciente y mejorar la fertilidad.