Psicología sexual

La salud sexual masculina es abordada por dos factores imprescindibles y totalmente codependientes entre sí. Lo físico y lo psicológico. Si uno de los dos no funciona o falla ocasionalmente, nuestra vida sexual y en consecuencia nuestra vida personal, se pueden ver deterioradas.

Por esta razón, es importante que intentes mejorar constantemente tu forma física y mental para que así, puedas alcanzar la máxima satisfacción posible. Si logras esto, conseguirás poner tu vida sexual en lo más alto.

Ponte cómodo. Toca hablar sobre psicología sexual. Un mundo que, si consigues descubrir, conseguirás comprender realmente que es el sexo y como llevarlo a cabo.

¿Qué es exactamente la psicología del sexo?

La psicología sexual, en este caso masculina, es la que aborda todos los problemas y/o trastornos de carácter psicológico, que pueden surgir a la hora de mantener relaciones sexuales. Los denominamos problemas porque suelen causar una insatisfacción sexual y un deterioro de la autoestima de la persona que los padece. También es común que las consecuencias de estos problemas se vean reflejadas en la otra persona, causándole preocupación y frustración.

Nosotros definimos esta rama de psicología como un entrenamiento sexual personal que consigue equilibrar cuerpo y mente para que puedas dejar atrás todas las inseguridades y consigas disfrutar del sexo hasta un nivel superior.
Antes de explicarte como se consigue esto, es importante que sepas identificar que causas son las que están provocando tu insatisfacción sexual o la de tu pareja.

Problemas sexuales

Esta falta de satisfacción sexual se puede ver reflejada de diversas maneras. Normalmente, los síntomas más evidentes de que tu vida sexual se está viendo afectada suelen ser por:

Normalmente, todos estos problemas, en gran parte, están siendo causados por inseguridades personales y concepciones equivocadas de lo que es el sexo y los roles dentro de una pareja y puede causar vergüenza, miedo, culpa y hasta sensación de fracaso. Esta circunstancia no hace otra cosa que alimentar el trastorno y la persona puede entrar en un círculo vicioso que no le permite ser feliz.

Ningún hombre debe sentirse avergonzado por estar experimentando algún problema de los que acabamos de mencionar. El primer paso es comprender que nadie es perfecto y es normal que a todos nos pase alguna vez. El segundo paso es saber tomar medidas para solucionarlo y ponerse manos a la obra.

Quedarse viendo como tu vida sexual se deteriora no es una opción muy recomendable. Ya que has llegado hasta aquí, da un paso más. Pon tu vida sexual en el punto que tu desees a través de un entrenamiento sexual de mejora personal.

¿Cómo nos ayuda la psicología sexual?

Aquí es donde entra la psicología sexual y sus herramientas. Estas no solo te ayudan a resolver tus problemas y tus inseguridades relacionadas con la sexualidad, sino que también te ayudan a comprender la sexualidad desde una perspectiva más completa para que puedas llevar tanto tu satisfacción personal y la de la otra persona al punto más alto.

Todo esto no son sueños o ideas remotas sobre el sexo o la satisfacción, son objetivos tangibles que se pueden conseguir a través de una correcta combinación entre cuerpo y mente. Lo tienes al alcance de tu mano y puedes hacerlo ahora.

Para que lo entiendas rápidamente, la psicología cognitivo conductual trabaja la correcta coordinación entre los sentimientos, pensamientos y comportamientos y la psicología sexual también trata estos tres puntos, pero desde una perspectiva sexual. El psicólogo identifica y resuelve, con el uso de técnicas especializadas, el origen de esos miedos e inseguridades que pueden estar causando la insatisfacción.

Psicología sexual test

¿Todos los problemas sexuales tienen origen psicológico?

Como hemos comentado antes, muchos problemas de satisfacción sexual suelen tener origen psicológico, pero también es cierto que también pueden estar siendo causados por factores físicos. Por ejemplo, algunas causas de la disfunción eréctil pueden ser problemas cardíacos, colesterol alto, esclerosis…

Nuestra terapia sexual no solo aborda los problemas que están siendo causados por factores psicológicos, sino que también, a través de la psicología trabaja como apoyo imprescindible para afrontar un proceso médico y/o quirúrgico de manera adecuada. Está demostrado que las personas que llevan a cabo un tratamiento quirúrgico (alargamiento de pene, disfunción eréctil, eyaculación precoz, etc.) y de apoyo psicológico de forma paralela, obtienen mucho mejores resultados que los que no optan por esta opción.

Consulta Gratis