Enfermedad de la Peyronie , Curvatura peneana

El pene puede estar incurvado de una forma anormal desde el nacimiento y en la edad adulta debido a una placa fibrosa. Esta incurvación hace que se tenga dolor durante la erección y no tener sexo satisfactorio.

¿Qué es la curvatura peneana o enfermedad Peyronie?

La enfermedad del Peyronie o la curvatura peneana se refiere al desarrollo de tejido fibroso cicatricial en la túnica albugínea de los cuerpos cavernosos del pene (en el interior del pene). Estas fibras provocan una desviación en el miembro sexual masculino que en el momento de la erección puede causar mucho dolor. Los penes tienen distintas formas y tamaños por lo que una erección curva no tiene por qué provocar dolor ni tratarse de la enfermad del Peyronie. Si es cierto que, una curvatura significativa en el pene puede ser síntoma de algún problema relacionado con esta enfermedad y es conveniente que sea controlado por un médico especialista en sexualidad masculina.

La Peyronie suele causar problemas a la hora de tener relaciones sexuales y de conseguir y/o mantener una erección. Además, para muchos hombres esta enfermedad es causa de ansiedad y estrés debido a las complicaciones que esta provoca.

En algunas ocasiones, la Peyronie desaparece sola. Pero en la gran mayoría de casos, se mantendrá estable o empeorará a lo largo del tiempo. Si esto fuera así, sería conveniente realizarse un tratamiento para corregir la curvatura para así, volver a tener erecciones y relaciones sexuales satisfactorias.

curvatura peneana

¿Cómo saber si tengo Peyronie? Síntomas

Existen varios síntomas que pueden indicar una posible enfermedad del Peyronie. Estos síntomas pueden aparecer de un día para otro o presentarse de manera gradual a lo largo del tiempo. Los signos más comunes de esta enfermedad son:

  • Curvatura significativa en el pene. Esta curvatura puede darse de varias formas y con distintas direcciones. Hacia arriba, hacia abajo o hacia los lados. La desviaciones pueden ser de distintas graduaciones, llegando en algunos casos hasta los 90º.
  • Estrechamiento del pene. Durante la erección, el pene puede adoptar una apariencia más estrecha a causa de la existencia de una banda ajustada y angosta alrededor del miembro.
  • Acortamiento del pene. En algunos casos, el miembro también podría verse acortado debido a esta enfermedad.
  • Tejidos cicatriciales en el pene. Este tejido puede identificarse mediante la palpación del miembro. Puede sentirse debajo de la piel como bultos o una banda de tejido duro.
  • Problemas de erección. La curvatura peneana en ocasiones puede causar problemas de erección y desencadenar a lo largo del tiempo una disfunción eréctil.
  • Dolor con o sin erección. Es más común que el dolor aparezca en el momento de la erección, pero también puede darse con el pene en estado flácido.

Si presentas algunos de estos síntomas, es posible que tengas algún grado de Peyronie. Para realizar un diagnóstico fiable es necesario realizarse acudir a un especialista que te realice las pruebas necesarias. En algunas ocasiones no es necesario tratar el problema ya que, a lo largo del tiempo puede mejorar, pero si es aconsejable controlarlo con revisiones periódicas.

Pruebas para detectar Peyronie

  • Exploración física. El especialista realiza una exploración profunda del pene en estado flácido y erecto para identificar la ubicación y la cantidad de tejido fibroso cicatricial. También puede determinar la curvatura y el largo del pene para llevar un seguimiento. En siguientes revisiones podría comparar las mediciones iniciales para determinar si el pene se ha acortado o la curvatura empeora.
  • Ecografía. La ecografía es la prueba más común ya que no suele ser necesario acudir a otras para detectar el problema y sus causas. El especialista puede realizar una ecografía del pene normalmente en estado erecto para poder inspeccionarlo a fondo. Esta prueba facilita la identificación de la posición exacta y la cantidad de tejido cicatricial, la calidad del flujo de sangre y cualquier otra anomalía que pueda estar causando el problema.

¿Causas de la curvatura peneana?

Aunque las causas exactas de la Peyronie no están definidas de manera médica, sí que existen diversos factores significativos que suelen provocar la Peyronie. A continuación, te los explicamos.

  • Golpes en la zona genital. La Peyronie se puede deber a algún golpe recibido en el pene. Por ejemplo, en un accidente, una caída o haciendo deporte.
  • Traumatismos en el pene. Otra posible causa que puede provocar curvatura peneana, aunque poco común, son los traumatismos provocados durante las relaciones sexuales o la masturbación. En el momento de la erección, el pene se hincha de sangre. Doblarlo de manera reiterada o forzada puede provocar una rotura del revestimiento de los cilindros internos. Al ocurrir esto, el pene puede sufrir un traumatismo que, al curarse, forma un tejido cicatricial que provoca la curvatura.
    Un traumatismo en el pene requiere atención médica urgente ya que si no se trata puede desencadenar problemas graves como deformaciones y disfunción eréctil irreversible.
  • Enfermedad genética. Aunque no está demostrado científicamente, en algunos casos, hombres de la misma familia tienden a desarrollar Peyronie, sin embargo, es poco común.
  • Cáncer de próstata. Los hombres que han recibido una cirugía o un tratamiento con radiación por cáncer de próstata son más propensos a desarrollar una curvatura peneana.
  • Enfermedad de Dupuytren. Esta enfermedad, también conocida como contractura de la aponeurosis palmar de la mano, es una deformidad de la mano debido a la formación de nudos de tejido y, en un 10% de los casos, está relacionada con la Peyronie. Si presentas este problema, es posible que sea la causa de la curvatura del pene.

curvatura peneana test

¿Se puede corregir la curvatura del pene?, Como curar el peyronie

La enfermedad de la Peyronie puede empeorar de manera gradual a lo largo del tiempo, sin embargo, también es común que en un periodo de uno a dos años se estabilice. Esto no quiere decir que la curvatura y el dolor vayan a desaparecer. Pero, sí que es cierto que el dolor durante las erecciones puede mejorar en algunas ocasiones. En cambio, la curvatura suele permanecer.

En el caso de que el dolor y/o la curvatura permanezcan en el tiempo, es conveniente que la persona acuda a un especialista que le diagnostique un tratamiento que corrija la curvatura. De esta manera, la persona podrá mantener relaciones sexuales sin dolor y de manera satisfactoria y evitará riesgos mayores como la disfunción eréctil.

Tratamientos para eliminar la Peyronie

Existen diversos tratamientos médicos y quirúrgicos (en casos más extremos) para combatir la Peyronie. A continuación, te explicamos detalladamente todas las posibilidades que tenemos hoy en día para eliminar la curvatura del pene.

Tratamientos médicos

  • Iontoforesis. Tratamiento médico de electroterapia que se utiliza en fases tempranas de la enfermedad de Peyronie. Se trata de una opción muy recomendable si se aplica durante los primeros meses en los que el pene está empezando a curvarse y están apareciendo dolores durante la erección.
    Este tratamiento consiste en la aplicación de un medicamento que elimina los nódulos que provocan la curvatura a través de impulsos eléctricos de muy baja intensidad.
  • Ondas de choque focales. Ondas de energía acústica que se transmiten en la zona donde se encuentran las placas que causan la curvatura y el dolor durante las erecciones. Estas ondas ayudan a eliminar el tejido fibroso, a enderezar el pene y a eliminar el dolor durante la erección.

Tratamientos quirúrgicos

  • Eliminación de la placa mediante cirugía. En el caso de que los tratamientos médicos no resulten efectivos, podría llegar a ser necesario recurrir a una cirugía que elimina las fibras cicatriciales. Esta cirugía se realiza de varias formas dependiendo de la posición y el tamaño de las placas cicatriciales que provocan la curvatura del pene.

Tratamientos psicológicos

  • Apoyo psicológico. También contamos con un tratamiento psicológico que acompaña y apoya a la persona durante todo el tratamiento para que se afronte de la manera más adecuada posible.