Cámaras hiperbáricas

Beneficios de las cámaras hiperbáricas en la disfunción eréctil

La medicina hiperbárica u oxigenoterapia es uno de los métodos más innovadores y menos invasivos en tratamientos médicos.  Las aplicaciones de la medicina hiperbárica son múltiples y permiten tratar cualquier  tipo de infección, quemaduras o lesión entre otros problemas  que suponen una lenta cicatrización.

El uso de esta medicina se realiza a través de una cámara formada por tubos de acero y cristales transparentes.

La función principal de las cámaras  hiperbáricas  consiste en suministrar oxígeno a una presión superior  a la  normal. Gracias a esta presión  se produce un aumento de oxigeno en sangre capaz de estimular la formación de vasos sanguíneos,  favorecer el proceso de cicatrización, edemas e infecciones.

Los tejidos del cuerpo necesitan una cantidad de oxígeno para funcionar correctamente. Cuando el tejido sufre una lesión o se debilita tiende a necesitar incluso más oxigeno del funcional.  Gracias a las cámaras hiperbáricas los niveles de oxígeno vuelven a  la normalidad  mediante varias sesiones.

El uso de la medicina hiperbárica está recomendada para personas con:

  • Síndromes de descompresión
  • Mala circulación
  • Quemaduras
  • Intoxicación por monóxido de carbono
  • Infecciones óseas

Un estudio publicado por el IIEF-EF (International index of erectile function-erectil function) ha demostrado una relación entre los posibles beneficios  de la medicina hiperbárica y  pacientes con problemas de disfunción eréctil.

Como sabemos, las causas de disfunción eréctil  pueden deberse a factores psicológicos, hormonales y cardiovasculares principalmente. El factor vascular  es uno de los más frecuentes y se debe a una insuficiencia de la cantidad de sangre en el pene, dificultando su erección.

El uso de oxigeno a una alta presión aumenta la formación de vasos sanguíneos.  La estimulación de estos vasos permite un aumento del riego sanguíneo, mejorando notablemente la capacidad para tener una erección.

En el estudio publicado, lo pacientes que se sometieron a la medicina hiperbárica mejoraron la función eréctil e incluso aumentaron el deseo sexual y satisfacción en general.

La medicina hiperbárica es una de las alternativas a las terapias utilizadas para la disfunción eréctil. Se trata de una terapia indolora que aporta grandes beneficios, donde el paciente al respirar el oxígeno al niveles de presión elevados mejorará la vascularización en el pene.