Implante de prótesis de pene para la disfunción eréctil

La prótesis de pene es una de las soluciones más efectivas para combatir la disfunción eréctil en el hombre, una vez que hemos probado otras soluciones o el especialista así lo ha determinado.

prótesis de pene en Clínicas The Test
Implante de prótesis de pene para la disfunción eréctil

Descubre los tratamientos de disfunción eréctil en Clínicas The Test

¿Qué es el implante de prótesis de pene para la disfunción eréctil?

La prótesis de pene no es ningún invento reciente, se comenzó a usar en la década de los 50. Con anterioridad a ello, se utilizaban cartílagos de costilla como implante. Por suerte, tras un inmenso avance científico evolucionamos hacia algo más higiénico. 

Estas primeras prótesis peneanas eran de materiales sintéticos rígidos con el consiguiente problema de tener una erección permanente. Estas lograron evolucionar hasta las que hoy conocemos.

¿En qué consiste la prótesis de pene?

Una prótesis de pene es la solución definitiva e idónea para la disfunción eréctil de aquellos pacientes a los que la terapia intracavernosa o la terapia farmacológica no les haya aportado un buen resultado. 

Este tipo de tratamiento para la disfunción eréctil es mínimamente invasivo puesto que consiste en la inserción de un dispositivo específico en el interior del pene para lograr una erección firme y duradera. A su vez, dispone de una bomba ubicada en el escroto para que el pueda activar y desactivar la prótesis de pene cuando quiera.  Esto se hace con el objetivo de que todos aquellos pacientes que tengan un tipo de disfunción eréctil severa puedan recuperar su vida sexual.

Clínicas The Test cuenta con los mejores especialistas en prótesis para disfunción eréctil. La amplia experiencia en el desarrollo de todo tipo de procedimientos lo avalan y por ello, en la inmensa mayoría de ocasiones, el paciente puede irse a casa el mismo día. 

Composición de las prótesis de pene

En la actualidad, las prótesis genitales masculinas se componen de 3 elementos.

  • Los tubos que se insertan en el pene.
  • El reservorio de líquido que se implanta tras el pubis.
  • La bomba y el mecanismo de liberación que se ubican en el escroto.

Estos elementos se introducen en el pene del paciente, tras el pubis y en el escroto y en sí, forman las prótesis peneanas para la disfunción eréctil. Tras un periodo de recuperación de 45 a 60 días, el paciente puede comenzar a mantener relaciones sexuales. 

El uso del implante peneano es muy sencillo. Cuando el paciente desea tener una erección solo tiene que accionar la bomba que llena los tubos dentro del pene y consigue una erección que se prolongará hasta que el usuario presione el mecanismo de liberación que se encuentra junto a la bomba también en el escroto entre los testículos.

La erección se consigue siempre a demanda y no es necesario que exista estímulo sexual alguno como en los medicamentos y otras terapias para la disfunción eréctil.

La recuperación de la cirugía suele ser muy satisfactoria y no presenta grandes problemas para el paciente que puede volver a hacer una vida normal en unos 15 días, teniendo que esperar para tener relaciones sexuales entre 45 y 60 días. Es totalmente beneficioso para ambas partes practicar sexo con prótesis de pene, porque además de volver a disfrutar de las erecciones, el paciente volverá a ver aumentado su deseo sexual. 

¿Cómo se realiza el procedimiento de prótesis de pene?

El implante de pene o, mejor dicho, las prótesis genitales constan de un procedimiento que nuestros profesionales llevan realizando durante mucho tiempo. Todos los especialistas de Clínicas The Test cuentan con una amplia experiencia en el sector de la cirugía sexual masculina y por ello realizan este procedimiento de la mejor forma posible. Todo ello, con el objetivo de ofrecer un resultado único y definitivo a través de los siguientes pasos: 

  • En primer lugar, en una primera consulta totalmente gratuita y sin compromiso, el médico especialista examinará tu fisiología para ver si este tipo de método es el más efectivo para tu caso. Cada persona es distinta y, por tanto, es probable que requiera de un procedimiento u otro. 
  • Una vez el doctor haya determinado que lo mejor para el caso es implantar la prótesis de pene, te citará para una segunda consulta donde te informarán de todo el preoperatorio y de cómo vamos a llevar a cabo el proceso. 
  • Después de ello, realizaremos una analítica completa con el objetivo de estudiar la coagulación, función glucosa y renal, así como un hemograma y un análisis de orina. Además de ello, será necesario una placa de tórax en algunos casos y un electrocardiograma
  • La operación dura aproximadamente una hora y media y se realiza bajo anestesia general, por lo que será necesario citarle con anterioridad para que pueda acudir al anestesista. Es importante que se comunique cualquier tipo de alergias, medicaciones y en sí, el estado de salud actual en cualquier prueba que conste de preoperatorio. 
  • Después de todo ello, se procederá a la operación. Una vez haya hecho efecto la anestesia, el especialista comenzará a desarrollar el procedimiento donde el objetivo principal es llevar a cabo una incisión entre el pene y el escroto para insertar la prótesis peneana. 
  • Cuando se haya concluido la operación, el paciente recibirá los cuidados e indicaciones pertinentes para que pueda volver a disfrutar de su vida sexual lo antes posible

Tipos de prótesis de pene más usuales

El tipo de dispositivo que más se emplea es la prótesis inflable o hidráulica de tres elementos. También existen otras opciones en el mercado como las semirrígidas o maleables (posicionables), que a pesar de estar siempre rígidas se pueden mover de posición para conseguir su función.

La elección del tipo de prótesis es algo que suele ser una decisión que se basa siempre en la experiencia del médico y de las necesidades o expectativas del paciente.

Prótesis de pene hidráulica o inflable

Estos tipos de implantes peneanos hidráulicos generalmente están compuestos por dos cilindros, un depósito que se encuentra detrás del pubis y una bomba que queda implantada en nuestro escroto. Estos, están conectados mediante unas vías para que el suero fisiológico pueda pasar. El paciente, por tanto, podrá activar o desactivar su erección, con el simple accionamiento de un botón, a través de un sistema hidráulico. Por último, el líquido hace el trayecto necesario para que desde los depósitos llegue a los cilindros principales y, por tanto, se produzca la erección.

Prótesis de pene maleable o semirrígida 

En cuanto a este tipo de prótesis de pene maleable consiste en la colocación de dos varillas firmes flexibles que se sitúan dentro del pene. Su objetivo es sujetarlo y moverlo hacia la posición deseada de penetración. Una vez concluya, deberá colocar el pene hacia abajo para su ocultación. De esta forma conseguiremos una erección firme y consistente de forma permanente. 

Beneficios de la prótesis de pene

Este tipo de implante para combatir la disfunción eréctil de manera definitiva ofrece una gran serie de ventajas. Todas ellas, con un objetivo común; volver a disfrutar de tu vida sexual. Algunos de los beneficios más destacados de la prótesis de pene son:

  • Solución definitiva para la impotencia.
  • Mayor naturalidad y espontaneidad.
  • No afecta al orgasmo o eyaculación.
  • Proceso mínimamente invasivo.
  • Recuperación de la salud, rigidez y control de erecciones.
  • Evita la curvatura peneana o enfermedad de Peyronie
  • Se produce una recuperación de la confianza y subida de autoestima.
  • Altamente recomendable para pacientes de cáncer de próstata.

Precio prótesis de pene

Nuestro procedimiento del implante peneano ofrece unos resultados únicos e inigualables. Además, nos adecuamos a cada tipo de paciente y por ello, el presupuesto es personalizado porque cada uno tiene unas necesidades específicas. Aun así, en Clínicas The Test nos preocupamos por ti y por ello, el precio del implante de prótesis de pene está acorde a la calidad del tratamiento. 

Preguntas frecuentes prótesis de pene para la disfunción eréctil

¿Cuánto dura una prótesis de pene?

Por lo general, una prótesis de pene puede durar más de 15 años. Una vez se haya llegado a este periodo de tiempo será necesario una revisión y posiblemente un reemplazo. 

¿Cómo es el preoperatorio?

Se realizan pruebas diagnósticas como una analítica, un electrocardiograma o una placa de tórax, además de una consulta con el anestesista para ver posibles alergias y conocer cirugías previas. 

¿Cómo se activa una prótesis de pene?

Su activación se produce a través de un botón que se coloca en la bomba. De esta forma accionamos el sistema hidráulico, el líquido se mueve y produce la erección

¿Es una solución para la disfunción eréctil?

¡Por supuesto! El tratamiento que consiste en el implante de prótesis de pene es una de las mejores alternativas para combatir la impotencia

Consulta Médica Gratuita
¡Mejoramos o igualamos cualquier presupuesto!