El peligro de automedicarse

Cuando hablamos de disfunción eréctil, estamos hablando de uno de los problemas sexuales más comunes del mundo y que no solo afecta a personas mayores, sino que cada vez afecta a más jóvenes de entre 20 y 30 años.

Esta disfunción sexual afecta a más de la mitad (52%) de los hombres entre 40 y 70 años. Pero lo más alarmante, es que solo el 50% de los hombres con problemas de erección acuden a un especialista.

Es importante tener en cuenta que la disfunción eréctil, no solo es un problema sexual grave que puede arruinar la vida sexual de millones de personas, sino que muchas veces actúa de previsor de otras enfermedades cardiovasculares graves. Por eso, es de vital importancia que la persona acuda a un especialista cuando empiece a tener síntomas. De esta manera, se detectan muchas posibles enfermedades cardiovasculares y se combaten a tiempo.

Los jóvenes y la viagra sin receta

A raíz de este problema al que cada vez más personas se enfrentan, está apareciendo una tendencia muy peligrosa para combatir el problema de manera rápida: “la automedicación”.

“Comprar viagra por internet barato y seguro”

“Comprar viagra sin receta”

“Comprar viagra online”

“Comprar genérico de viagra sin receta”

Estas son algunas de las búsquedas que cada vez más personas, sobre todo jóvenes, realizan a través de internet para hacerse con un bote de pastillas que consiga “potenciar sus relaciones sexuales”. ¿A qué se debe esto? Pues muy sencillo, la persona se “ahorra” el tiempo y el dinero de acudir a un especialista y escoge el camino más fácil y rápido.  La vergüenza también es una de las razones más comunes de comprar a través de internet de manera anónima evitando así, el afrontamiento del problema.

La oferta es muy variada y puedes encontrar pastillas comerciales ilegales en cualquier web sin necesidad de cumplir las indicaciones de las organizaciones de sanidad como la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios).

Estos medicamentos ilegales pueden tener consecuencias muy graves para quien las ingiera sin supervisión médica ya que a parte de todos los efectos secundarios que pueden causar, tampoco se conoce su origen de fabricación por lo que los componentes químicos son desconocidos.

Efectos secundarios de la automedicación

Vamos a enumerar todos los efectos secundarios que una pastilla de potenciación sexual puede provocar a la persona que la ingiere para que nos hagamos una idea general del peligro que esto conlleva.

Los posibles efectos secundarios de las pastillas son:

  • Priapismo: erección prolongada (+ de 4 horas) que puede provocar daños irreversibles en el pene
  • Accidente cerebrovascular
  • Frecuencia cardíaca irregular
  • Ataque al corazón
  • Muerte en algunos casos
  • Pérdida de visión en uno o ambos ojos
  • Disminución o pérdida repentina de la audición
  • Dolor de Cabeza
  • Rubor facial
  • Malestar estomacal
  • Congestión y secreción nasal
  • Dolor de espalda
  • Dolor muscular
  • Náuseas
  • Mareos
  • Erupción

Además de todos los efectos secundarios conocidos, existen muchos desconocidos que no han sido probados científicamente pero que en muchos casos se han dado bajo un miso patrón. Hoy en día se sigue investigando sobre todos los posibles efectos secundarios de estos medicamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta Gratis