La infidelidad

la_infidelidad

Infidelidad: ¿Cómo es a partir de los 50? ¿Perdonarías una en tu pareja?

La infidelidad, una de las palabras más aterradoras que se pueden escuchar en una relación. Por lo general esta palabra no tiene edad ni sexo, es decir, puede afectar a todas las personas por igual.

Si analizamos detalladamente un estudio realizado por la empresa 40dB, los porcentajes de infidelidad en España, nos damos cuenta de que existe una tendencia a la infidelidad en personas de mediana edad.

Estudios de encuestas revelan que casi la mitad de las personas infieles en España pertenecen a un rango de edad entre los 45 y los 65 años de edad. Es decir, es más probable que haya infidelidades en personas más mayores que en jóvenes. ¿Cómo es esto posible?

El 44,8% corresponde a este rango de edad de entre los 45 a 65 años. El resto se reparte con un 38,3% entre los 30 a 44 y un 16,9% en jóvenes de entre 18 a 29 años.

Tras saber estos datos, podemos entrever que puede llegar a ser alrededor de estas edades un momento indicado ya sea para aventurarse, tener ganas de experimentar y explorar, sobre todo en una generación donde siempre ha existido esa fidelidad tradicional.

Las razones para la infidelidad son muy variadas y dependen de cada uno, ya sea por el deseo de sentirse joven o la rutina durante tanto tiempo en pareja. Lo que queda claro es la existencia de una correlación entre la edad y la infidelidad.

La pregunta del millón para muchos es: ¿perdonarías una infidelidad de tu pareja?

Es una de las preguntas más difíciles de responder y depende sobre todo de cada uno y su forma de ver la relación.  Es importante  conocer también  la situación y hablar con tu pareja.

Antes de decidir si perdonar a tu pareja o no, conviene determinar que se considera como infidelidad. Dependiendo de cada uno, la infidelidad varía según los hechos. Para poder responder de manera más certera a esta pregunta existen numerosos estudios (YouGov) que muestran cual es la tendencia.

El 91% de las personas considera con mayor gravedad llegar a tener relaciones sexuales, seguido del envío de todo tipo de mensajes, besos y tonteo. Un 12% piensa que masturbarse pensando en otra persona es infidelidad.  Y para un 4% ver porno también se considera ser infiel.

También el porcentaje varía en cuanto al sexo. Por ejemplo, existe mayor porcentaje de mujeres en comparación con los hombres que considera el envío de mensajes como una infidelidad.

Así mismo perdonar una infidelidad es una pregunta sin respuesta fija.

Los datos apuntan a favor de la ruptura (42%),  en comparación con un  7% que no rompería y perdonaría sin que afectase la relación. También existe un porcentaje tanto  de personas que dejarían a su pareja pero podrían perdonar (19%) y personas que no romperían pero se verían significativamente afectadas por ello (17%).

Según las encuestas, las personas  alrededor de los 55 años tienen mayor tendencia de perdonar a su pareja  tras una infidelidad, mientras que la mayoría de los jóvenes romperían la relación.

También se ha demostrado que la infidelidad no es un sinónimo de satisfacción. Incluso esa satisfacción empeora no solo en aspectos sexuales, sino en el día a día y en el ámbito profesional. El 66 % de las personas fieles consideran estar bastante o muy felices con su vida sexual.

En definitiva, la respuesta a la pregunta es una incógnita que depende de uno mismo y de como vea la infidelidad.

Deja un comentario