Aumentar la testosterona de manera natural

La testosterona es la principal hormona sexual masculina. Además del desarrollo del músculo, crecimiento de vello y ser el principal factor del cambio físico, la testosterona tiene una función esencial cuando somos adultos.

Los niveles de testosterona desempeñan un papel importante en la actividad sexual y salud en general.

Un bajo nivel de testosterona puede provocar problemas de disfunción eréctil, pérdida del deseo sexual, estado de ánimo e incluso cambios físicos.

La insuficiencia de niveles de testosterona puede ocurrir debido al envejecimiento de manera natural o al hipogonadismo masculino, una afección por la que el cuerpo no es capaz de generar la suficiente cantidad de testosterona. Otras de las causas más comunes suelen ser por lesiones testiculares, obesidad, efectos secundarios de medicamentos y otros trastornos o enfermedades.

El tratamiento principal para tratar la insuficiencia de testosterona debido al hipogonadismo se realiza mediante la terapia de baja testosterona. Para aumentar la efectividad del tratamiento existen algunos ejercicios y hábitos saludables para aumentar los niveles de manera natural.

En este post te mostramos los principales hábitos para aumentar los niveles de testosterona de manera eficaz.

Ejercicio

El deporte o hacer ejercicio es uno de los hábitos principales para llevar un vida sana y prevenir multitud de enfermedades. Además de llevar un estilo de vida saludable, realizar ejercicio puede provocar un aumento en el nivel de testosterona.

Distintos estudios señalan que el levantamiento de pesas y entrenamientos de alta intensidad, los llamados HIIT, son lo más indicados tanto a corto como largo plazo.

Realizar cualquier tipo de ejercicio es beneficioso para aumentar el nivel de testosterona aunque estos de ejercicios de alta intensidad han conseguido demostrar una alta efectividad.

La clave para que funcione es entrenar sin pasarse, es decir, el sobreentreno puede causar incluso efectos opuestos. Si ya es bastante entrenar con una alta intensidad es más importante un descanso para que el cuerpo se vaya recuperando.

Alimentación

La dieta juega un papel muy importante en la testosterona. Un control en el consumo de la alimentación pueden ayudar a mejorar los niveles. Algunos alimentos ricos en grasas, proteínas y carbohidratos son los más indicados para optimizar los niveles de testosterona

Es importante mantener una alimentación moderada. Consumir demasiadas calorías o una dieta constante puede causar un desequilibrio.

Sueño

Existe una relación entre las personas con trastorno de sueño y un bajo nivel de testosterona. Una baja energía, escasa capacidad de concentración o fatiga está asociada a una deficiencia en la testosterona.

Un estudio realizado por la Universidad de Chicago demostró que las personas que no conseguían una calidad de sueño optima (menos de 5 horas) contaban con menos niveles de testosterona que las personas que habían dormido mejor y estaban más descansadas.

Evitar las cenas copiosas, entrenar justo antes de ir a dormir, reducir el consumo de cafeína por las tardes o el consumo de pantallas móviles o televisión puede servir de utilidad para facilitar el sueño. Otro de los consejos para mantener una buena calidad de sueño es habituarse a dormir a la misma hora con el objetivo de convertirlo en una costumbre.

En definitiva mantener una alimentación equilibrada, realizar ejercicio de alta intensidad y conseguir una calidad del sueño optima son algunos de los hábitos más importantes para mejorar los niveles de testosterona de manera natural.

Es importante señalar que para pacientes diagnosticados con hipogonadismo estos hábitos no funcionarán si no se complementan con terapia de baja testosterona. La combinación de ambos permite unos resultados eficaces.

En Clínicas The Test disponemos de los mejores especialistas para ayudarte a recuperar la salud sexual. Pide cita llamando al 91 060 51 41 e infórmate sobre todos los tratamientos.

Deja un comentario