Los ejercicios de Kegel

ejercicios-kegel

Los ejercicios de Kegel también son una parte muy importante de la salud sexual de los hombres, a pesar de la imagen habitual de que son específicos para las mujeres, sobre todo después de haber tenido hijos. Sin embargo, a los hombres nos ayudan a prevenir y tratar problemas de próstata, eyaculación precoz y a mejorar las relaciones sexuales, entre otros beneficios:

  • Erecciones más fuertes y duraderas
  • Potencian nuestras relaciones sexuales
  • Control de la eyaculación
  • Previene la eyaculación precoz y la incontinencia urinaria
  • Mejora de los orgasmos y de los problemas de próstata
  • Ayuda en la recuperación de las cirugías en aparatos genitales

El suelo pélvico masculino es la musculatura que se encuentra situada debajo de la pelvis. Su base tiene un conjunto de músculos y ligamentos que forman parte del core. Cuando éste es débil, algo que puede darse perfectamente por motivos como el estreñimiento o los deportes de impacto, pueden convertirse en una realidad diferentes problemas como la disfunción eréctil, la incontinencia o el poco control sobre los gases.

Lo primero que debemos hacer es localizar la musculatura implicada, que se divide en dos grupos:

  • El primero de ellos nos ayuda a controlar la orina: para encontrarlo, debemos concentrarnos en los músculos que nos ayudan a cortar la orina, sin llegar a hacerlo.
  • El segundo gran grupo son los que nos ayudan a controlar el esfínter y aguantar los gases.

Es importante que realicemos los ejercicios sin que nos duela ni sintamos cansancio posterior 3 veces al día; no nos supondrá más de 5 minutos cada vez y se pueden hacer en cualquier sitio sin que nadie se percate de que los estamos haciendo: sentado, de pie, caminando o hasta en el gimnasio. Es imprescindible para realizarlos correctamente que aislemos el movimiento del resto de músculos, como el abdomen o los glúteos.

En primer lugar, comenzaremos sentándonos en una silla apoyando correctamente los isquiones, que son los huesos que tenemos en la zona de las nalgas. Mantendremos la espalda recta, las piernas separadas y las manos en las rodillas.

Desde esta posición, que podremos utilizar para el resto de ejercicios, contraemos la musculatura que nos permite controlar la orina y contamos lentamente hasta 5, relajamos y volvemos a contraer; esto lo repetiremos de 10 a 15 veces. Posteriormente, hacemos 15 contracciones rápidas de esta musculatura.

Seguimos, esta vez contrayendo la musculatura que nos ayuda a aguantar un gas mientras contamos hasta 5 lentamente, igual que hemos hecho con el primer ejercicio. Relajamos y volvemos a contraer de nuevo, entre 10 y 15 veces también. A continuación, hacemos otras 15 contracciones rápidas de la zona que se está ejercitando.

Otra manera de realizar los ejercicios es la denominada “Kegel inverso”, que sirve para relajar la musculatura del suelo pélvico. Se pueden realizar ambas de manera alterna o realizar la que nos resulte más cómoda. Ésta consiste en contraer la musculatura que nos ayuda a retener la orina y posteriormente, en vez de aguantar la contracción, relajarlo haciendo un pequeño esfuerzo hacia afuera. Realizaremos lo mismo con la musculatura anal.

En el ámbito sexual, nos ayudará a retrasar la eyaculación, proporcionándonos orgasmos más intensos o incluso multiorgasmos si al estar cerca de eyacular realizamos una contracción de Kegel sin parar la estimulación. Nos ayudará a mantener la erección más tiempo o tener más orgasmos.

Mientras nos masturbamos, es conveniente dejar de estimularnos al sentir cerca la eyaculación; realizamos una contracción de Kegel aguantando hasta que se nos pasen las ganas de eyacular. Posteriormente, repetimos la estimulación.

Al igual que masturbándonos, cuando estamos manteniendo relaciones sexuales, podemos apartarnos de nuestra pareja y parar cualquier estimulación, mientras hacemos una contracción que nos ayude a controlar las ganas. Una vez relajados, continuamos con la actividad.

Debemos tener en cuenta que, igual que cualquier otro ejercicio físico que realizamos, es imprescindible ser constantes, con el fin de obtener los mejores resultados posibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta Gratis