Cuidado y limpieza de juguetes sexuales

En la intimidad, asiduamente con tu pareja o de manera esporádica para pasar una noche alocada y divertida. Los juguetes sexuales se han convertido en uno de los accesorios indispensables dentro de nuestra mesita de noche. Preparados para la acción y listos para hacernos disfrutar de placer durante horas. 

Estos pequeños juguetitos adultos nos permiten experimentar con nuestro propio cuerpo de una forma totalmente lúdica y placentera. Además, por si esto fuera poco, algunos modelos ayudan a reforzar el tono muscular de la vagina, la zona del suelo pélvico y alcanzar el éxtasis que tanto deseamos. Vamos una auténtica maravilla para nuestra salud sexual. 

Aunque, hoy en día, el uso de los juguetes sexuales ha dejado de ser ya un tabú, todavía existe cierto recelo a manifestarlo en público y mucho menos compartir sus cuidados. Mantener una correcta higiene y limpieza en estos “accesorios del amor” es fundamental para prevenir la aparición de enfermedades de transmisión sexual o cualquier tipo de ETS. Algo más habitual de lo que nosotros creemos entre los jóvenes y no tan jóvenes. 

¡Qué no cunda el pánico! De la mano de nuestros médicos profesionales en pruebas ETS, hemos elaborado una completa guía para que aprendas, paso a paso, cómo esterilizar y limpiar los juguetes sexuales tras el uso con tu pareja o en cualquiera de las compañías.

Cuidado y limpieza juguetes sexuales en The Test

¿Por qué cuidar y limpiar los juguetes sexuales?

La respuesta está clara, simplemente por salud. Parece obvio, ¿verdad? Pero a la hora de ponerlo en práctica seguimos cometiendo algún que otro error. 

Con las prisas y la emoción del momento muchos de nosotros nos dejamos llevar y lo que en un inicio puede ser un simple “desliz”, acaba convirtiéndose en un verdadero quebradero de cabeza. Y es que, ¿cuántas veces tu mente no habrá pensado” bueno, por una vez, no creo que pase nada”? 

Disfrutar del sexo requiere de cierta responsabilidad, sobre todo si lo practicamos con alguien que no es nuestra pareja recurrente. El uso de juguetes sexuales no es un juego, por lo que no podemos tomarnos a la ligera o descuidar su higiene y limpieza. 

Estos utensilios tienden a acumular bacterias y microorganismos que, si no se eliminan por completo, pueden viajar de una zona a otra de tu cuerpo debilitando el pH. O peor aún, dando lugar a ciertas alteraciones en la piel, infecciones o enfermedades en las sensibles áreas erógenas. Una sensación que, desde ya, te aseguramos que no querrás ni vivir, ni sentir en primera persona a cambio de unos cuantos minutos de placer. 

Prevenir irritaciones en la zona íntima o evitar realizarte ciertos chequeos médicos para detectar ciertas ETS es posible si sigues nuestras recomendaciones.  

Si durante los últimos juegos sexuales con tu pareja o con esa persona tan especial crees que has podido jugar de más, hazte tranquilamente el test online de pruebas ETS y podrás salir de dudas.

Paso a paso: limpieza de juguetes sexuales

Lo primero que debes aprender, si todavía no lo tienes del todo claro, es que cada vez que vayas a usar un juguete sexual, sí o sí, debes lavarlo. Da igual que lo hayas guardado correctamente y seas consciente de que lo limpiaste en su momento, no te cuesta nada volver darle con un poquito de agua tibia y jabón neutro

El método de limpieza para esterilizar y desinfectar por completo tus juguetes eróticos dependerá del material con el que esté fabricado. Por ejemplo, los juguetes sexuales de plástico o silicona se recomiendan que se laven con agua y jabón neutro después de usarlos y antes de volver a utilizarlos. Mientras que los juguetes eróticos flexibles a base de silicona se pueden esterilizar y hervir en agua mientras te preparas para ese momento tan deseado. 

En las tiendas especializadas en este tipo de accesorios podrás encontrar también productos limpiadores específicos para los juguetes íntimos. Al no contener alcohol, son totalmente compatibles con todo tipo de juguetes, desde succionadores hasta bolas chinas, y 100% respetuosos con el pH de la piel.

Juguetes eróticos: ¿compartido o en exclusiva para uso personal?

A veces, “compartir no es vivir” y este es el claro ejemplo de ello. Pero, si deseas compartirlos y disfrutar del juego juntos, te recomendamos que lo hagas con precaución, lo que se traduce en el uso de preservativo. Recuerda que sea completamente compatible en la forma y el tipo de lubricante requerido. 

Ah, y no intentes experimentar más de la cuenta. Los juguetes eróticos para una parte íntima concreta son en exclusiva para esa. Solo así te evitarás algún pequeño susto en tu sensible zona erógena. Sobre todo, aquellos que se insertan o se utilizan para su penetración, ya sea vaginal o anal.

¿Se pueden prevenir infecciones al usar juguetes sexuales? 

Claro que sí, tan solo hay que ser conscientes de la importancia de mantener una correcta higiene y cuidado de cada uno de los juguetes sexuales. 

#1 Sigue una doble limpieza en tus juguetes eróticos

Para asegurarte de que no queda ni un solo resto de bacteria en tus juguetes y accesorios sexuales lávalos dos veces: antes de su uso y justo después de utilizarlo. 

De esta manera te aseguras retirar por completo los pequeños microbios que puedan estar presentes en tus juguetes y las bacterias habituales tras su uso. 

Recuerda que, si tu juguete es nuevo también necesita un pequeño lavado previo para que pueda estar completamente preparado. 

#2 Usa preservativo por si las moscas 

Como ya hemos comentado con anterioridad, compartir juguetes es una práctica que puede acarrear graves consecuencias para nuestra salud. Si te has decidido a probarlo con otras personas, siempre con un preservativo diferente de por medio por cada zona sexual o pareja. 

Y si tienes dudas sobre ello, es mejor no compartir y que cada uno tenga su propio juguete. 

Después de estos consejos, prepárate y que ¡comience el juego con total seguridad!

Consulta Medica Gratuita